Aprendiendo Jesús » ESTUDIOS » ▷ Identidad Eclesial Iglesia de Dios la Profecía ✅
identidad eclesial

▷ Identidad Eclesial Iglesia de Dios la Profecía ✅

La identidad Eclesial de la Iglesia de Dios

Palabras de Ob. Adrián L. Varlack (Padre)

 Autor del libro Gobierno y práctica de la Iglesia de Dios de la Profecía

UN CONTEXTO RELACIONAL PARA EL CAMBIO

Puedo adelantar que mi opinión es que la Iglesia de Dios de la Profecía es digna de nuestro compromiso y lealtad. En el pasado ha habido cuestionamientos acerca de muchas llamadas iglesias cristiana, las cuales han dejado mucho que desear en términos de su ortodoxia y autenticidad espiritual. Desafortunadamente, (y sin mérito alguno) en ocasiones hemos sido clasificados entre ellos debido a nuestras posturas, prácticas y tradiciones.

Aunque en ciertos aspectos fuimos considerados como un culto y en otros aspectos como fanáticos, nunca encajamos dentro de ese molde. Sin embargo, según ha sido reconocido por muchos de nuestros líderes en varias de nuestras Asambleas, teníamos ciertos extremos y conceptos que necesitaban un serio ajuste bíblico y corrección. El Llamado al Arrepentimiento, el cual fue reconocido y aprobado por la Asamblea General de 1984, comenzó un proceso de reforma y renovación que todavía continua en pie más de 20 años después. Los cambios en el liderato y las estructuras de liderato han ayudado durante este proceso.

En nuestros días y más que nunca antes somos ampliamente reconocidos como una expresión legítima del cuerpo de Cristo, una que está clasificada dentro de la ortodoxia de la tradición de Santidad/Pentecostal. Aunque seguimos lidiando con varios asuntos, ha comenzado un proceso irreversible hacia una mayor legitimidad bíblica.

Iglesia Cristiana más digna y sólida desde un punto de vista bíblico

Es maravilloso y alentador vivir ver hoy día a la Iglesia de Dios de la Profecía y ser parte de los cambios excitantes que están ocurriendo. Sí, ya nos hemos convertido en una iglesia cristiana más digna y sólida desde un punto de vista bíblico y no temo en decir cuan emocionado me siento respecto a nuestro brillante futuro.

Puedo decir esto porque las señales de nuestra disposición para obedecer completamente el llamado de Dios se ha hecho evidente. Hemos tomado un serio giro hacia la cosecha, un giro que por sí está causando que examinemos, si estamos listos para velar y cuidar la cosecha de Dios. Nuestra iglesia se ha convertido en una herramienta del evangelio para cosecha en el reino de Dios en lugar de usar el reino de Dios como un almacén para edificarla.

Este es un cambio significativo y representa un enorme cambio ideológico, de hecho un gran cambio de paradigma. Esta es una de las cosas que hacen de la Iglesia de Dios de la Profecía más digna de nuestro compromiso, puesto que ella está demostrando su verdadera lealtad a Cristo al alinearse más correctamente con la Palabra de Dios correctamente dividida y con el verdadero propósito del evangelio de salvación a los perdidos.

La Iglesia es un lugar digno para predicar, enseñar y se ejemplo del evangelio

Yo creo que un examen serio de TODOS los hechos confirmará mi opinión de que la iglesia es un lugar digno para predicar, enseñar y se ejemplo del evangelio, y por lo tanto una iglesia digna de comprometer nuestras vidas al servicio de Dios a través de ella como un canal. Algunos de nosotros tenemos un largo patrimonio con la iglesia a través de nuestros padres y abuelos. Pero un patrimonio y lealtad no son suficientes de por sí para invertir nuestras vidas aquí.

En adición a esto tiene que existir un sentido de que esta iglesia es digna delante del Señor como una expresión legítima de Su reino. Yo creo que hemos alcanzado esto y con la participación de la generación presente, la transformación será completa y segura para las generaciones por venir. Para aquellos que están conociendo la iglesia ahora, ustedes también serán bendecidos al poder ser testigos y ser parte de esta maravillosa experiencia histórica. No hay muchas organizaciones que operen bajo un sistema centralizado que sean capaces de reestructurarse, reorganizarse y reorientarse a sí mismas sin que ocurra una seria interrupción en el momentum. Hasta ahora la nuestra ha sido tenue y damos gracias y gloria a Dios, Quien continúa dirigiéndonos por medio de Su Espíritu Santo y estamos verdaderamente agradecidos.

Sí, la iglesia no es perfecta, estamos lejos de serlo. Sin embargo, me siento tan contento de que ella es una casa de gracia y no una casa de demandas legalistas que nadie puede sostener. Ella es un lugar donde los ideales bíblicos se defienden y la verdadera santidad es la norma, no obstante, donde hay santos esforzándonos, como usted y como yo, podemos con seguridad hacer un compromiso de por vida para adorar, discipular y servir sin la crítica condenación colectiva que muchos han padecido en el pasado.

Identidad Eclesial: casa de gracia, perdón, y generosidad sin límites.

Si aprendimos la lección de la historia del hijo prodigo en Lucas 15, el Padre ofrece gracia abundante a los hijos rebeldes que se humillan para recibirla, aunque regresemos arruinados, desnudos, descalzos y deshonrados. De la misma manera, Él les ofrece la misma gracia a los hijos rebeldes y resentidos que se quedan en sus casas como miembros decentes, sin reproche, presumiendo de ser fieles pero llenos de amargura, celos y resentimiento alimentando sus corazones. La casa de nuestro Padre (la iglesia) es una casa de gracia, perdón, y generosidad sin límites.

También es una casa donde muy claramente somos llamados a reflejar la santidad y el amor del Padre. Espero que antes de que concluya este curso, todos nos podamos comprometer una vez más a ser más como Él, para que Su casa verdaderamente refleje Su corazón, una casa donde TODOS puedan venir y ser salvos sentirse seguros y amados, servirse los unos a los otros y las comunidades alrededor, y seamos como Cristo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat