Aprendiendo Jesús » SERMONES » EL PROVEEDOR PROVEE

EL PROVEEDOR PROVEE

LECTURA BIBLICA: 1 Reyes 17:1-9

CITA DEL MENSAJE:  1Re 17:7  Pasados algunos días, se secó el arroyo, porque no había llovido sobre la tierra. 

INTRODUCCIÓN:

Eclesiastés 3:1 Todo tiene su tiempo, y todo lo que se quiere debajo del cielo tiene su hora.

La Biblia nos enseña que a lo largo de nuestra vida tendremos momentos buenos y momentos malos estoy seguro de que No existe nadie en el mundo creyente o no creyente que no haya tenido una mala época en su vida. Tiempo donde las cosas no salen como queremos, Tiempos Donde vemos que el arroyo se está secando

Lo más importante es saber cómo debemos reaccionar frente a esos momentos que no quisiéramos pasar.

Al profeta Elías le toco pasar por un momento malo donde después de haber dado la Palabra que Dios le mando tuvo  también que sufrir las consecuencias.

1. ESCUCHAR LA VOZ DE DIOS. TE DA PROTECCIÓN

1Re 17:2  Y vino a él palabra de Jehová, diciendo: 

1 Reyes 17:3 Apártate de aquí, y vuélvete al oriente, y escóndete en el arroyo de Querit, que está frente al Jordán. 

Vamos a Querit, solo obedeciendo a Dios vamos a permanecer seguros. Ir al arroyo es estar bajo la protección de Dios.

1Re 17:4  Beberás del arroyo; y yo he mandado a los cuervos que te den allí de comer. 

Salmos 3:5  Yo me acosté y dormí, Y desperté, porque Jehová me sustentaba.

Vamos a Querit, solo obedeciendo a Dios vamos a permanecer seguros. Ir al arroyo es estar bajo la protección de Dios.

1Re 17:4  Beberás del arroyo; y yo he mandado a los cuervos que te den allí de comer. 

Salmos 3:5  Yo me acosté y dormí, Y desperté, porque Jehová me sustentaba.

2. ESCUCHAR LA VOZ DE DIOS. TE DA PROVISIÓN

1Re 17:5  Y él fue e hizo conforme a la palabra de Jehová; pues se fue y vivió junto al arroyo de Querit, que está frente al Jordán. 6  Y los cuervos le traían pan y carne por la mañana, y pan y carne por la tarde; y bebía del arroyo. 

Salmos 34:10 Los leoncillos necesitan, y tienen hambre; Pero los que buscan a Jehová no tendrán falta de ningún bien.

3. CONFIAR EN SU PALABRA TE HACE VIVIR SEGURO

1Re 17:7  Pasados algunos días, se secó el arroyo, porque no había llovido sobre la tierra. 

La sequía podrá empeorar, pero la provisión de nuestro Dios nunca nos faltará

En estos meses podemos estar atravesando por una situación precaria, sin recursos financieras, sin provisiones; quizá sin saber de dónde vendrá la próxima comida. Pero, como hijos de Dios, Él no te dejará; y si confías en El, no te verás defraudado.

1Re 17:8 Vino luego a él palabra de Jehová, diciendo:  Levántate, vete a Sarepta de Sidón, y mora allí; he aquí yo he dado orden allí a una mujer viuda que te sustente. 

CONCLUSIÓN

Mientras que tu estas cavilando, preocupado porque se secó el arroyo, Dios estaba ya trabajando en el corazón de una viuda pobre. Preparando bendición para ti y para la viuda.

En este mundo no existe nada más confiable que la palabra de nuestro Dios, cada una de las promesas que él nos ha hecho se cumplirán en nuestras vidas,

Salmos 111:5 “Ha dado alimento a los que le temen; para siempre se acordará de su pacto”.

Salmos 34:6 Este pobre clamó, y le oyó Jehová, Y lo libró de todas sus angustias. 7 El ángel de Jehová acampa alrededor de los que le temen, Y los defiende.

Sal 91:5  No te atemorizará el peligro de la noche, ni las flechas que se lanzan en el día;  

Sal 91:6  tampoco la plaga que anda en la oscuridad, ni el destructor que llega a plena luz del día. [a] 

Sal 91:7  Mil caerán muertos a tu izquierda y diez mil a tu derecha, pero a ti no te sucederá nada.

POR QUE  Sal 91:9  Porque tú confiaste en el SEÑOR e hiciste que el Altísimo fuera tu protección.  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat